Presentación del estudio “Los impactos de la industria cañera en El Salvador”

El pasado 19 de mayo, dentro del marco del proyecto de la AECID PRO3 “Fomentando la Gobernabilidad Democrática para la Defensa del Derecho Humano al Agua” el Foro del Agua ha presentado el estudio “Los impactos de la industria cañera en El Salvador” en el auditorio de la Facultad de Agronomía de la Universidad de El Salvador.

La presentación del estudio ha sido realizada por el compañero del Foro del Agua, Carlos Flores y se ha tenido participación en la mesa de honor del Viceministro de Salud, el Decado de la Facultad de Agronomía, y representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería y del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

IMG_1113

En la presentación se ha destacado el impacto que produce el cultivo de la caña en el consumo de agua, representando más del 70% del consumo de agua, produciendo la salinización de los acuíferos, y de las tierras, la contaminación de ambos por el uso de agroquímicos, la deforestación a través de grandes quemas y produciendo la falta de acceso de agua de la población aledaña que ven sus pozos artesanales secos o por el “secuestro” de ríos. A su vez el Viceministro de Salud destacó los graves problemas de salud que provocan en la población, numerosos estudios del ministerio han demostrado que la población aledaña a los cultivos de caña sufren de insuficiencia renal, lo cual tiene grandes costes para las arcas del Estado y para los enfermos, necesitando diálisis de por vida, medicinas de alto coste o trasplantes de riñón. Los más afectados son los propios trabajadores de dichas plantaciones que además no trabajan con las condiciones de salubridad adecuadas. El Decano de la Facultad de Agronomía ha resaltado la importancia de poner la universidad a disposición para estos estudios y poder trabajar de la mano con el ejecutivo, legislativo y población civil organizada para buscar soluciones. El Ministerio de Medio Ambiente y REcursos Naturales, ha resaltado la salinización y contaminación de los acuíferos y que eso no es reversible, la disminución del nivel freático de los mismos y la necesidad de la aprobación de la Ley General de Aguas que regule el uso del consumo de agua, dando prioridad al consumo humano. Y el uso del instrumento que ha desarrollado el Ministerio, el Plan Nacional Hídrico.
Por último han tomado la palabra los oyentes, población afectada directamente por las plantaciones de caña, quienes estaban muy satisfechos con el estudio que les da un respaldo técnico para continuar con su defensa del Derecho Humano al Agua.