Empoderando a la mujer campesina en la Provincia de Inhambane para el liderazgo en la gestión del agua y la promoción agropecuaria y acompañamiento a la UNAC al impulso de su Política de Género

Presentación del proyecto

El presente proyecto es una actuación donde ESF y CEA (Centro de Estudios Africanos), en conjunto con la contraparte local UNAC, para trabajar por el cumplimiento de los derechos de las familias campesinas de la Provincia de Inhambane de la República de Mozambique, haciendo foco de la intervención el Distrito de Funhalouro. El objetivo principal de la acción es dar poder a la mujer campesina para liderar la gestión del agua y la promoción de Técnicas agropecuarias innovadoras mediante el Fortalecimiento del Grupo Interno de Género (GIG) de la UNAC. Se trabaja mediante dos líneas de acción principales; acompañar y contribuir a la implementación de la Política de Igualdad de Género de la UNAC y promover el equilibrio del marco de igualdad de género dentro de las familias campesinas incidiendo en la participación en la toma de decisiones en la gestión del agua y la aplicación de técnicas agropecuarias. Primeramente se hace foco en el titular de responsabilidades, el GIG de la UNAC, en sus diferentes niveles y acompañante- lo en su actuación a terreno, concretamente a las comunidades campesinas de la Provincia de Inhambane. Por eso se promueven encuentros con entidades colaboradoras, formaciones y tareas de seguimiento de su contexto de acción en la mencionada Provincia.

Es en estas mismas comunidades donde se trabajará en el fortalecimiento de la mujer campesina como titular de derecho, a través de aumento de la capacidad de gestión y toma de decisiones en los grupos responsables de la gestión de los sistemas de agua potable (CdAs). Este trabajo específico se trasladará también al ámbito de la soberanía alimentaria, teniendo al titular de derecho como principal foco de acción. Estas dos últimas acciones principales serán abordadas con formaciones específicas, contando con exhaustivo seguimiento y el apoyo del GIG y colaboradores externos.

Contexto y antecedentes

La intervención de ESF en la Provincia de Inhambane de la República de Mozambique se inició con el Programa de Cooperación Directa (2006- 2009) realizado junto con la Dirección Provincial de Salud (DPSI), financiado por la Agencia Catalana de Cooperación para el Desarrollo (ACCD) e identificó como principal necesidad la carencia de servicios básicos, sobre todo de los distritos más interiores de la provincia.

Después de la primera intervención a la provincia de Inhambane entre el 2006 y el 2009, con la voluntad de no abandonar la provincia, ni desaprovechar los conocimientos y experiencia adquirida durante esta etapa previa, se llevó a cabo una detallada identificación durante la cual ESF se reunió con los titulares de obligaciones y los titulares de responsabilidad a nivel nacional e internacional que trabajaban en la Provincia de Inhambane y, del mismo modo se identificaron los titulares de derechos. Se constató una limitada actividad en el sector agua en el Distrito de Funhalouro. Fruto de aquella identificación es definió conjuntamente con la UNAC, contrapart moçambiquesa de ESF, el Proyecto Piloto de Agua Rural al Distrito de Funhalouro (2010-2011) y en continuidad el Programa de Agua, Saneamiento y Fortalecimiento Institucional de la UNAC al Distrito de Funhalouro (2011-2016).

Ubicación geográfica

La provincia de Inhambane se encuentra en la región sur de Mozambique. Su capital, Inhambane, se localiza a unos 480 km de Maputo, la capital del país. El distrito de Funhalouro, con una superficie de 13.653 km2, está situado en la zona central de la provincia de Inhambane, rodeado por los distritos de Panda, Massinga, Morrumbene, Homoine, Mabote, Inhassoro, Vinlankulos y la provincia de Gaza.

El clima es de tipo tropical semiárido, caracterizado por dos periodos: un seco de abril a noviembre y un lluvioso de diciembre a marzo. Cuenta con una precipitación mediana de 500 a 800 mm, con una evapotranspiración muy elevada (TE > 1500 mm) y unas temperaturas medias anuales de 24ºC. Además, no es atravesado por ningún río, a pesar de ser bañado por el río Changane (de muy elevada salinidad) al límite con el distrito de Chigubo de la provincia de Gaza.

Análisis y justificación de la acción

Las desigualdades identificadas en el primer eje son: las mujeres presentan escasa participación en la toma de decisiones dentro de UNAC, los cargos de liderazgo están ocupados mayoritariamente por hombres, carencia de participación igualitaria en las actividades de formación de UNAC, las mujeres presentan el 18% del cuadro ejecutivo de UNAC, ninguna mujer forma parte de la coordinación ejecutiva de UNAC (controlada por 5 hombres),la integración de igualdad de género en los programas y proyectos de UNAC es variable, no existen suficientes herramientas para desarrollar una perspectiva de género en todos sus programas y el personal de la organización no ha tenido la oportunidad de formación específica en género.

El proyecto por lo tanto, contribuirá a defender el derecho al trabajo productivo en condiciones laborales dignas de igualdad entre mujeres y hombres, promover el diálogo social y la participación activa de las redes de mujeres y movimientos feministas en las agendas internacionales vinculadas a los retos globales de desarrollo sostenible. Las causas de las desigualdades reconocidas en el primer eje: contradicen el derecho de las mujeres moçambiqueses a participar en la vida política y pública del país que está garantizado por la Constitución del país, puesto que sin embargo, el porcentaje de mujeres que ocupan lugares de categoría superior en los sectores público y privado es reducido. Del mismo modo, la Constitución menciona la igualdad de derechos y de oportunidades entre los hombres y las mujeres. Sin embargo, en la práctica hay muy pocos ejemplos que así lo ratifiquen.

Las desigualdades identificadas en el segundo eje son: las comunidades rurales del Distrito de Funhalouro y la Provincia de Inhambane, y principalmente sus mujeres campesinas, presentan dificultades en la capacidad de gestión de sus recursos de agua potable, las mujeres que componen los grupos de gestión de los Comités de Agua (CdAs) no son valoradas en cuanto a su participación y la toma de decisiones, hay desconocimiento por parte de las mujeres sobre sus derechos y posibilidad de participación igualitaria. Todo esto condiciona el Derecho de Acceso, control y uso sostenible, inclusivo y equitativo del recurso del agua. Son estas mismas comunidades campesinas las que se ven limitadas a un consumo variado de alimentos para tener una dieta equilibrada por la falta de capacidades de producción frente a condiciones climáticas extremas. La mujer campesina, no tiene el mismo poder de decisión sobre la producción de alimentos que el hombre. Además, la participación de la mujer en los sistemas productivos está condicionada por su desconocimiento de técnicas adaptadas al medio y limitación de gestión de los recursos. Todo esto condiciona el derecho a la soberanía alimentaria, entendida esta como el Derecho de los pueblos a determinar los políticas agrícolas y alimentarias que a los afecten, en el marco del desarrollo sostenible y equitativo.

En este eje, se reconocen múltiples causas de estas desigualdades: papeles sexuales y funciones estereotipadas: las tareas que cumplen las mujeres, en particular en el campo, se relacionan esencialmente con la prestación de ayuda y la preparación de alimentos mientras que a los hombres se los retrata como responsables de ganarse un sueldo y de traerlo el hogar. La producción de alimentos no es suficiente ni está diversificada, las familias sólo dependen de su propia producción, que suele ser escasa por las condiciones climáticas extremas, o tienen ingresos bajos y esto las conduce a consumir un régimen desequilibrado. El estado nutricional de la población en algunas regiones rurales es deficiente y empeora en épocas de sequía. Para las mujeres embarazadas, la anemia y la desnutrición son algunos de los factores que conducen a una elevada incidencia de partos prematuros, mortalidad materna y bajo peso al nacer. Por otro lado, el escaso conocimiento de las necesidades nutricionales de las mujeres y niños, y la carencia de conocimientos sobre la mejor forma de satisfacerlas, han contribuido así mismo a la deficiente situación nutricional de estos dos grupos demográficos. La participación efectiva de la mujer en las actividades económicas (producción agrícola, sector no estructurado), su función reproductiva así como la falta de servicios sociales de atención de la salud adecuados influyen igualmente sobre la salud de la mujer. Estas características se alinean con la realidad de la zona de intervención del presente proyecto. A todo esto se le suma el escaso acceso a fuentes de agua de consumo a causa primeramente de la falta de lluvias y en segundo lugar a la deficiente infraestructura de suministro. En relación a esto último se reconoce que las comunidades que cuentan con un punto de acceso de agua potable no cuentan con las capacidades suficientes de gestión de este recurso. Es dentro de este sistema de gestión donde, si bien la presencia de la mujer es igualitaria a la del hombre, no se reconoce una capacidad de liderazgo en estas. De este modo, esta causa se vincula completamente con la vulneración de la salud puesto que en estos contextos el acceso al agua es el primer paso para garantizar el resto de los derechos.

Estrategia y metodología de intervención

Se llevan a cabo dos líneas de acción:

  • Acompañar y contribuir a la implementación de la Política de Igualdad de Género de la UNAC (PIG-UNAC)
  • Trabajar con las comunidades rurales y las mujeres campesinas de la provincia de Inhambane, para lograr la implementación progresiva en la vida cotidiana de la nueva política.

Desde el primer eje de intervención, se promueve la igualdad de género, autonomía y empoderamiento de las mujeres campesinas de la Provincia de Inhambane, consiguiendo una transformación en la visión organizativa de la institución en todos sus niveles y un fortalecimiento de la mujer campesina a través de un mejor posicionamiento dentro del movimiento y la sociedad misma.

El proyecto por lo tanto, contribuirá a transformar la situación actual referida al derecho al trabajo productivo en condiciones laborales dignas de igualdad entre mujeres y hombres, promover el diálogo social y la participación activa de las redes de mujeres y movimientos feministas en las agendas internacionales vinculadas a los retos globales de desarrollo sostenible

El objetivo de acción presentado del segundo eje, incidirá en la participación en la toma de decisiones, en la gestión del agua y la aplicación de técnicas agropecuarias promoviendo la igualdad de género y garantizando el cumplimiento de los Derechos Humanos más vulnerados dentro de las familias campesinas de Inhambane.

Para garantizar el cumplimiento del derecho humano del acceso al agua potable y la salud en las comunidades rurales de Funhalouro, se realizará un acompañamiento y formación para el aumento de las capacidades en metodologías de gestión de fuentes de los CdAs de las comunidades campesinas de este Distrito. Así, se garantizará cumplir con el derecho humano de Poder y Toma de decisiones, empezando por este órgano gestor que toma decisiones a nivel comunitario. En paralelo, este trabajo específico se trasladará también al ámbito de la soberanía alimentaria, teniendo al titular de derecho como principal foco de acción. Se trabajará para lograr la Soberanía Alimentaria de las comunidades de Funhalouro con la mejora de sus técnicas agropecuarias #promover por mujeres campesinas. Las mujeres de las comunidades rurales de Funhalouro como titulares de derecho, asumen un papel de representantes de las comunidades y promotoras de nuevas técnicas que servirán para aumentar sus propias capacidades de autogestión y de la propia comunidad. Se garantiza, por lo tanto, el cumplimiento del derecho humano al poder de decisión y autonomía para la mujer rural del Distrito de Funhalouro, así como para los hombres y las comunidades que finalmente tendrán asistencia y acceso específico en técnicas agropecuarias.

Se plantean reuniones con las diferentes administraciones públicas con que se trabaje, dependiendo del área que se aborde. Además, se firma un memorándum con cada dependencia (DPGCAS-Y, SDPI-F y SDAE-F). Esto garantiza un eje de comunicación con los titulares de obligaciones para una mejora en la intervención y un aumento de las capacidades de los mismos, en orden a garantizar el cumplimiento de los derechos de los titulares de derechos (mujeres y las comunidades rurales en general).

El trabajo y coordinación con el titular de responsabilidad se caracteriza en primer lugar por los encuentros que se marcarán con la UNAC y sus tres grupos de trabajo que intervienen de manera activa en esta intervención (el GIG, el DDR y el PFG-Y). Además de los encuentros de coordinación para marcar el seguimiento del proyecto, se plantea un espacio de seguimiento y formación donde participen junto con ESF y CEA, los titulares de responsabilidad, las entidades colaboradoras (Foro Mulher y Muleide) y aquella persona que asuma la figura de consejera externa. De este modo el avance hacia el cumplimiento de los objetivos y la actuación en el nivel de base (comunidades y mujeres campesinas) tendrá más efecto.

A través de la presencia del equipo técnico de UNAC a terreno y la participación del PFG-Y en las diferentes actividades de formación y seguimiento que se hacen a nivel de comunidades, se consigue una interacción directa con los titulares de derecho. Además, este vínculo directo aumenta la efectividad y la eficacia de la acción a la hora de obtener resultados.

Cómo ya se ha mencionado, el proyecto será ejecutado por el socio local UNAC a contrapart con ESF y el socio-colaborador en Cataluña CEA como entidad #agrupar, así mismo se incluirán como ejecutores de actividades concretas a asesores externos y la participación activa de Foro Mulher , Muleide, y las diferentes administraciones a nivel provincial y de distrito.

La ejecución de los recursos será coordinada entre las parte ejecutoras e irán dirigidas mayoritariamente a actividades con las mujeres campesinas de la Provincia de Inhambane que forman parte del colectivo meta. Estas serán actualizadas regularmente del ritmo de ejecución del proyecto y del punto de situación de la gestión de los fondos.

Las instituciones mencionadas, serán informadas regularmente sobre el nivel de ejecución de las actividades, con ánimo de ser incluidas en el proceso, realizar acciones validadas y también para prestar cuentas de los resultados logrados con las actividades realizadas. Además, serán incluidos en las actividades con diferentes representantes según sea el caso específico. Esta inclusión en las actividades se hará con ánimo de involucrarse en el proceso, realizar acciones validadas y también para prestar cuentas de los fondos recibidos. Este mecanismo servirá para informar dónde y cómo han sido aplicados.

A nivel de Cataluña, se contará con la tutorització de especialistas en el ámbito del género en contextos africanos, provenientes del CEA. Esta colaboración permitirá hacer seguimiento de aquella persona colaboradora en terreno que estará trabajando en coordinación con la ejecución de las actividades y en la mira de obtener información necesaria para una posterior evaluación que pueda servir como material por difusión, correctivo de la intervención y de propuesta por estrategias de futuras intervenciones.

Se plantean dos niveles de actuación, un primero a nivel Distrital y un segundo, a nivel comunitario.

A nivel Distrital, la continuidad de las acciones dirigidas al empoderamiento de las mujeres y la promoción de su igualdad, está garantizada en el proyecto, dado que las acciones que se plantean se impulsan a nivel estratégico, en el marco de la política de Género de la UNAC 2014-2020 y es un posicionamiento político de esta organización, el llegar a implementarla a toda la zona de intervención. Para llevar su estrategia y que sea sostenible a nivel social y cultural, se cuento con un Grupo Interno de Género que está integrado tanto por campesinas como por campesinos vinculadas a la UNAC y que se vinculan con diferentes grupos focales existentes a las diferentes Uniones Distritales, entre ellas la Unión Distrital de Funhalouro. Con el proyecto financiado por el ACCD se proveerán recursos humanos especializados en género que acompañarán y fortalecerán al GIG y a los diferentes subgrupos Focales en el proceso de capacitación y a la vez que promoverán los espacios de encuentro con Forum Mulher y Muleide, organizaciones ya existentes con trayectoria feminista y de trabajo en la defensa de los Derechos de la Mujer e incidencia política, respectivamente.

A nivel comunitario, se propone trabajar en campañas de sensibilización trabajando directamente con las familias campesinas de la UNAC de las mismas comunidades de trabajo, con las que el Grupo focal de género Distrital y la Unión Distrital trabajarán conjuntamente, y aterrizará la política de género en su vertiente más operativa, sobre todo en la línea de garantizar el derecho a la participación de las mujeres en el ámbito productivo y comunitario. La mejora de la sostenibilidad de los sistemas de agua y de los cultivos comunitarios, pasa para trabajar al mejorar la participación de las mujeres en estos dos ámbitos, dado que no sólo se persigue satisfacer las necesidades prácticas de este colectivo sino también el generar procesos de transformación social de carácter estructural. La sostenibilidad del proyecto no pasa sólo para garantizar la presencia de las mujeres en el proyecto de agua, puesto que esto no asegura que sus intereses estratégicos se tomen en consideración, es por eso que el proyecto trabajará al mejorar la participación de las mujeres y hombres, para lograr la legitimidad comunitaria, a la vez que se trabaja al integrar la sostenibilidad ambiental y económica en el ámbito productivo y comunitario.

Se trabajará por empoderar las mujeres con el objetivo de que ellas mismas se organicen para atender sus propias necesidades, planificar soluciones para sus problemas y asumir responsabilidades en sus procesos de desarrollo (la mujer propone cambios en el proyecto, solicita asesoría y acompañamiento, velatorio por el buen funcionamiento y gestión del sistema de agua y mejora de los cultivos , pide capacitación especializada). El proyecto trabajará para posicionar mujeres y hombres no como beneficiarias sino como agentes de desarrollo (el proyecto facilita espacios de reunión y organización a las mujeres, estas demandan formarse o especializarse en su tiempo libre, establecen redes con otras organizaciones, expresan su opinión en asambleas y ante el equipo técnico de terreno..) incluyéndose de esta manera, los intereses de la mujer en todas las etapas del proyecto, dentro y fuera del ámbito doméstico y con la dirección y ritmo que ellas deciden.

 

 

Beneficiarios/as e impactos esperados

Los colectivos protagonistas están compuestos por las familias campesinas del Distrito de Funhalouro y la Provincia de Inhambane en general. Estos colectivos están representados por diferentes grupos con que se trabajará a lo largo del proyecto, como la Unión Provincial de familias campesinas de Inhambane (UPCI), Unión Distrital de familias campesinas de Funhalouro (UDCF), mujeres y hombres que componen los Comités de Agua (CdAs) que gestionan los sistemas comunitarios de abasto de agua, mujeres y hombres especialistas en promoción agropecuaria de cada comunidad del Distrito de Funhalouro, y la población rural de Funhalouro y el resto de Distritos de la Provincia de Inhambane donde tiene representación la UNAC. Dentro de estos grupos mencionados se resalta a la mujer campesina como colectivo protagonista principal puesto que el trabajo planteado, en forma equitativa entre mujeres y hombres con la Política Nacional de Género de la UNAC se presenta como el principal eje troncal del proyecto.

Además, esta intervención tendrá como colectivo a protagonista el Grupo Interno de Género de la UNAC a nivel nacional y el Punto Focal de Género de la Provincia de Inhambane, responsables de las intervenciones de esta entidad en el marco de la igualdad de género y derecho de la mujer campesina, y serán también objeto de esta acción con el aumento de sus capacidades en este ámbito.

Vuelve al ideario de los Proyectos en Mozambique