Diseño e implementación del proyecto piloto de cooperación al desarrollo con participación empresarial

Presentación del proyecto

Este es un proyecto piloto que pretende incidir en la mejora de la Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (GRSU) y en el fortalecimiento de la cadena de RSU a la ciudad de Maputo, mejorando las capacidades de las organizaciones locales, con la participación de la empresa catalana, que colaborará en la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos/se y asociaciones y/o empresas moçambiqueñas que participan en el proyecto.

El proyecto pretende incidir en la organización interna de una cooperativa (Comsol) y una organización local (Kutenga), aplicando también un sistema de itinerarios personales que permitan el enriquecimiento y empoderamiento de los trabajadores (recicladores), así como en la cohesión entre los actores locales del sector de los RSU. Por otro lado también trabaja en la sensibilización sobre la importancia del reciclaje y sus beneficios sociales, económicos y medioambientales con participación ciudadana.

Contexto y antecedentes

El año 2007, en el marco de un Programa de Cooperación directa con la ACCD, se inició una identificación en los barrios de tejido informal de Maputo, que se concretó, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, en una intervención a Maxaquene “A” a nivel piloto, en la que se implementaron, obras de mejora en saneamiento, con la construcción de canalizaciones de drenaje y letrinas. A nivel social se trabajó con asociaciones de jóvenes del barrio para difundir buenas prácticas higiénicas, salubridad y de gestión de residuos. En este periodo se ejecutaron 450 metros de drenaje (secundario y terciario) y 23 letrinas además de las campañas de sensibilización y de buenas prácticas entre la población.

A partir de la experiencia del proyecto piloto se identificó la necesidad de realizar un plan urbanístico de todo el barrio de Maxaquene “A” a través de un proceso participativo con la gente del barrio, promoviendo su implementación.

Así pues el 2009, se inició el Programa Barrios de Maxaquene “A” en el que se empezó a trabajar con el Municipio introduciendo campañas de sensibilización y trabajo con la población del barrio, como la de los derechos y deberes de los ciudadanos. También se construyeron 300 metros de drenaje secundario y 60 letrinas. En el proceso de elaboración del Plan Urbanístico se creó el comité técnico encargado de la elaboración del mismo y del comité de acompañamiento, un órgano de coordinación de los diferentes actores presentes en el barrio. Este proceso duró hasta principios del 2011.

El proceso de aprobación del plan de reordenamiento coincide con un replanteamiento de la estrategia de actuación de ESF en el barrio de Maxaquene A, para valorar las líneas de trabajo seguidas hasta el momento y la continuación futura. De las conclusiones extraídas de la evaluación, surgió la necesidad de realizar una nueva identificación del proyecto en el mes de Mayo de 2011. Como consecuencia de aquella identificación se inició el trabajo con el que y al mismo tiempo las entidades centran sus tareas en proyectos de promoción de los Derechos y Deberes en términos urbanísticos de la población de Maxaquene A, así como en la provisión de herramientas que le permitan afrontar la situación urbanística actual en condiciones favorables. Así se ha sido trabajando en 2012, con financiación entre otros del Ayuntamiento de Barcelona, en un proyecto basado en el contacto directo con la comunidad, en la formación a líderes y representantes y en la sensibilización comunitaria. El año 2013 se ha realizado un proyecto de corta duración (4 meses), en el cual se ha consolidado el trabajo del año anterior y se ha trabajado en el fortalecimiento de la Plataforma de OCBs. Esta Plataforma fue creada en 2012 y se consideraba importando profundizar en las diversas facetas de esta nueva organización.

Como consecuencia de la actuación del año 2013 se derivan el proyecto realizado en 2014, focalizado en la capacitación y la consolidación de la estructura interna de la Plataforma y que ha permitido la formación de los miembros en “Elaboración de Proyectos Sociales” y la continuación del crecimiento del grupo. Es cierto que se trata de un reto que implica tiempo y un crecimiento progresivo, pero la dinámica en la que actualmente se encuentra la Plataforma es positiva. Al mismo tiempo, en 2014, como consecuencia de la formación mencionada, se realizó un ejercicio práctico donde se dispuso una pequeña financiación para recibir propuestas de los diferentes grupos creados a las formaciones. La propuesta ganadora fue en relación a la gestión de residuos al barrio, dando pie a entrevistas a la comunidad y jornadas de sensibilización realizadas por 15 activistas de las OCB’s previamente formados. La evolución de este trabajo ha derivado en el actual trabajo conjunto con las autoridades del barrio y la comunidad donde el último sábado de cada mes se realiza una limpieza de los canales de drenaje de saneamiento del barrio.

Ubicación geográfica

La ciudad de Maputo, capital de Mozambique, ocupa una extensión de 346 km² y cuenta con unos 1.092.315 (censo 2007) habitantes presentando una densidad poblacional de 3.170 habitantes/km². La ciudad se ha desarrollado de forma dual, denominado “ ciudad de cemento” y por otro lado los barrios periféricos, siendo en estos últimos, donde se concentra el 90% de la población de la ciudad (distritos Nlhamankulu, KaMavota, KaMaxakeni y KaMubukwane) . Estos barrios se caracterizan por la falta de acceso a servicios urbanos, índices de pobreza superiores al 50% (Perfil Municipal Cidade de Maputo 2010) y un difícil acceso al mercado laboral formal que deja a la población en situación de vulnerabilidad e imposibilidad de estabilidad económica y social. Muchos barrios de estos distritos ven como más de la inexistencia de estos servicios básicos, la no mejora ni participación de las autoridades municipales por falta de capacidad y/o voluntad, los deja en una situación de estancamiento y progresivo retroceso.

En la tabla siguiente se muestra la distribución de población por distritos:

Unidad administrativa Nº Habitantes ( 2007) Barrios/Poblaciones
Distrito Municipal KaMpfumo 107.530 Central A, B i C; Alto Maé A i B; Malhangalene A i B; Polana Cimento A i B, Coop e Sommerchield.
Distrito Municipal KaLhamankulo 155.385 Aeroporto A i B; Xipamanine; Minkadjuine; Unidade 7; Chamanculo A, B, C i D; Malanga i Munhuana.
Distrito Municipal KaMaxakeni 222.756 Mafalala; Maxaquene A,B,C i D; Polana Caniço A i B i Urbanização
Distrito Municipal KaMavota 293.361 Mavalane A i B; FPLM; Hulene A i B; Ferroviario; Laulane; 3 de Fevereiro; Mahotas, Albazine i Costa do Sol.
Distrito Municipal KaMubukuane 290.696 Bagamoyo; George Dimitrov (Benfica); Inhagoia A i B; Jardim, Luís Cabral; Magoanine; Malhazine; Nsalane; 25 de Junho A e B; e Zimpeto.
Distrito Municipal de KaTembe 19.371 Gwachene; Chale; Inguice; Ncassene e Xamissava.
Distrito Municipal KaNyaka 5.216 Ingwane; Ribjene e Nhaquene.

Tabla 1 Población de Maputo por distritos
Fuente: INE Mozambique

Las características demográficas de Maputo dejan en evidencia una pirámide poblacional particular de muchos países del África Sub-sahariana donde un 70,1% de la población se encuentra a la faja de edad comprendida entre los 0 y 30 años de vida. Esto es consecuencia de los altos índices de natalidad combinados con una esperanza de vida inferior a los 60 años de edad (mientras que en 2006 era de 58,7 al 2007 cayó a los 55, dato que genera un debate en turno del retroceso del país todo y el crecimiento económico). Al mismo tiempo, muestra la gran cantidad de población que se encuentra en edad de estudiar y/o trabajar, hecho que contrasta con los altos índice de paro. Este hecho, combinado con otras características culturales y estructurales, genera una gran proporción de economía informal donde se destacan a los distritos no urbanizados como el de KaMaxaquene. Para hacerse una idea de la situación laboral de la ciudad, en 2008 había un total de 1558 personas inscritas al registro de paro de la ciudad y sólo se recibieron 199 ofertas de trabajo. Tanto el porcentaje de oferta según pedida, como el porcentaje de demanda formal según demanda real sueño muy bajos.

En términos de organización política, la Asamblea del Municipio de Maputo estaba dividida de tal manera que, (datos del 2007) un 86,6% de los miembros pertenecen a la FRELIMO (partido en el gobierno desde la independencia de Mozambique), un 10,4% por miembros de la RENAMO, y un 3% por miembros de la JPC.

En la capital, Maputo, se encuentran los ministerios y organismos del Estado. En términos de proyecto, encontramos el Instituto Nacional das Comunicaçõse de Mozambique (INCM) y el Instituto da Comunicação Social (EQUIS) así como instituciones responsables de la GRSU como Dirección Municipal de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos y de la Salud (DMGRSUS) de la ciudad de Maputo. Al mismo tiempo, es la sede de las universidades del país, destacando la universidad pública Eduardo Mondlane (UEM), con la cual actualmente se está trabajando por la creación de la radio comunitaria, y para fomentar su implicación con la participación de estudiantes y responsabilidades en el mantenimiento del equipamiento.

En términos económicos y sociales, Maputo presenta altos niveles de desigualdad en lo referente al acceso a recursos, educación, salud y servicios básicos de la población. Con el PIB per cápita más alto del país (1034$ por habitante de Maputo en 2008 mientras que la media del país es de 332$ por habitante) el reparto de esta riqueza no es nada equitativo. La ciudad de Maputo presenta un índice de Gini de 0.51, situándose en la franja de países con altos niveles de desigualdad (un país sin desigualdad tendría un valor del coeficiente igual a 0, siendo 1 el valor de máxima desigualdad). Sigue habiendo un grueso de la población viviendo por debajo de los 2$ por persona y día, hecho que muestra como una pequeña élite aglutina la mayor parte de los recursos, dificultando el acceso a los servicios básicos a gran parte de los habitantes.

Análisis y justificación de la acción

La gran parte de la población de Maputo se concentra en los distritos periféricos de la ciudad, donde el fuerte crecimiento de población ha hecho que estos barrios aparezcan de manera informal y se caracterizan por la falta de acceso a servicios urbanos, saneamiento y un difícil acceso al mercado laboral formal. Del mismo modo que crece la población, la cantidad de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) también aumenta, trayendo otros problemas de gestión por los barrios.

La Gestión de Residuos Sólidos Urbanos es una de las principales deficiencias que vive Maputo en general y genera una gran problemática en la vida pública de los barrios y la ciudad. Se trata de una responsabilidad que se extiende del municipio a las autoridades locales hasta la población. Pero la realidad es que el Municipio, las empresas de recogida primaria y las diferentes estrategias que adoptan son insuficientes, y por otro lado, la población no está sensibilizada sobre el impacto que la mala gestión tiene en su vida.

Junto con la participación de las empresas catalanas y organizaciones del sector de residuos de Maputo se pretende incidir en la mejora de la Gestión de los RSU, puesto que la reducción, la reutilización y el reciclaje de estos es esencial para disminuir los afectos negativos medioambientales, sociales y económicos de la ciudad. El papel de las organizaciones locales es fundamental para conseguir esta mejora y la concienciación de la población a los barrios.

Así, hay que fortalecer el tejido de asociaciones de recogida primaria con un enfoque de economía social y solidaria, y la concienciación de la sociedad civil hacia la problemática y la necesidad de aplicar buenas prácticas de reciclaje.

Estrategia y metodología de intervención

La ONG Ingeniería Sin Fronteras Cataluña trabaja con organizaciones locales sin afán de lucro, entendiendo la relación con las contrapartes como un compromiso común de transformación política y social. Los proyectos desarrollados son consecuencia de un proceso de identificación de las necesidades a la zona y la mejor vía para solucionarlas.

El año 2014 se inició la co-construcción de un proyecto piloto entre el Ayuntamiento de Barcelona y el Consejo Municipal de Maputo, junto con un Grupo de Trabajo (GT) formado por Sindicatos, representantes de la Federación Catalana de ONGs por el Desarrollo, la Paz y los Derechos Humanos (la Fede), BCN Activa, representando de Pequeñas y Medianas Empresas de Cataluña (PIMEC), GRAIN, Universidades y otros. Esta, se inició dentro del marco estratégico de cooperación empresarial. Posteriormente, a este grupo de trabajo se incorporó ESF.

Para trabajar dentro de este marco estratégico de cooperación empresarial se llevó a cabo un proceso de selección de empresas, en el cual, siguiendo criterios propuestos por el Grupo de Trabajo y ESF se seleccionaron las empresas Insyste y Trastos. La primera como empresa técnica especializada en residuos y la segunda por su experiencia en itinerarios personales.

A partir de las propias demandas del Consejo Municipal de Maputo y un primer viaje por parte del Ayuntamiento de Barcelona se identificó el sector donde intervendría el proyecto, siendo este lo de GSRU. Más tarde, un segundo viaje ofrece la posibilidad de identificar un conjunto de organizaciones relacionadas con el sector de los RSU.

El modelo de intervención del proyecto pretende crear una sinergia entre las diferentes organizaciones identificadas y que ocupan diferentes papeles dentro de la cadena de RSU de Maputo, desde las que se encargan de recolectar, clasificar, transportar, almacenar hasta las que tratan o reciclan para realizar un trabajo conjunto que permita fortalecer la cadena de valor del RSU.

A nivel de administración local el proyecto queda complementado por el consejo municipal de Maputo (CMM) y su plano quinquenal de gobierno, con implementación de planos de gestión ambiental, consolidación de la recolección de residuos a los barrios, cierre definitivo del vertedero de Hulene y fortalecimiento de las campañas de educación cívica ambiental, al que hay que añadir, el espaldarazo de lo Agencia japonesa de cooperación internacional (JICA) por actualizar el plà director de los residuos de la ciudad intentando resolver las problemáticas relacionadas.

A nivel de administración nacional, se identifica interés en esta temática. A principios del 2015, con el espaldarazo del nuevo Ministerio de la Tierra y el Medio ambiente (MITADER) se creó “la plataforma ambiental para el reciclaje” que tiene como objetivo la mejora de las condiciones ambientales por la realidad urbana a las ciudades de Mozambique, así como también la mejora de la gestión de los residuos sólidos urbanos y de su aprovechamiento.

Beneficiarios/as e impactos esperados

De manera inmediata, la población beneficiaría será un porcentaje muy elevado de la población del Distrito nº 3 Ka-*Maxakeni, puesto que la la cobertura del proyecto de KUTENGA te como beneficiarios todos los vecinos y vecinas

Dentro del proyecto se cuenta con la participacio de las cooperativas y sus socios., la participación de los miembros de la comunidad se materializa de tres maneras; (y) en la prisa de decisiones, (ii) voluntarios, y (iii) oyentes. De este modo, todos los miembros de la comunidad tendrán acceso.

Otro de los principales beneficiarios será la Plataforma de OCBs del barrio, puesto que le permitirá aumentar su presencia al barrio y al distrito, así como el número de organizaciones participantes. Esta presencia se traducirá en una mayor consideración por parte de las autoridades locales. En la actualidad ya se están desarrollando actividades conjuntas como lo son las jornadas de limpieza mensuales que se organizan entre la Plataforma y la Administración del Distrito.

Por otro lado todas las escuelas (esto quiere decir los alumnos) del distrito (dos de secundarias y alrededor de unas veinte de primarias) se beneficiarán con la participación de los estudiantes a las jornadas de formación en gestión de residuos sólidos.

Vuelve al ideario de los Proyectos en Mozambique