Manifiesto del Movimiento Europeo del Agua para las elecciones europeas

El Movimiento Europeo del Agua es una red abierta, participativa y pluralista de movimientos sociales, organizaciones y comités y sindicatos cuyo objetivo es fortalecer el reconocimiento del agua como un bien común y el acceso al agua y al saneamiento como un derecho fundamental universal. Estamos unidos en la lucha contra la privatización y la mercantilización de este recurso vital, así como en la promoción y la implementación de una gestión pública y participada de los servicios de agua y saneamiento, basada en la participación democrática de la ciudadanía y las personas que trabajan en el sector.

Desde su fundación en 2012, los miembros del Movimiento Europeo del Agua han desempeñado un papel importante y se han comprometido a defender la justicia hídrica y el reconocimiento e implementación del derecho humano al agua y al saneamiento a nivel de la UE, nacional y local.

Nuestras organizaciones afiliados están activas en Portugal, España, Francia, Irlanda, Bélgica, Italia, Alemania, Grecia y organizaciones serbias y bosnias nos han unido recientemente.

Las elecciones europeas de mayo de 2019 son un momento crucial para que el Movimiento Europeo del Agua se ponga en contacto con los candidatos: les invitamos a que tome una posición en apoyo del derecho humano al agua y al saneamiento, se comprometa con nuestros valores y promueva políticas que reconozcan el agua como un bien común.

DERECHO HUMANO AL AGUA

Siete años después del logro de la primera Iniciativa Ciudadana Europea, en la que el Movimiento Europeo del Agua desempeñó un papel clave, todavía estamos esperando una implementación real del derecho humano al agua y al saneamiento en la UE y los estados miembros. Es un tema fundamental para el Movimiento Europeo del Agua y sus miembros, le pedimos que se comprometa a apoyarlo.

También exigimos que todas las leyes europeas sobre el agua mencionen explícitamente el reconocimiento del derecho humano al agua y al saneamiento, y al agua como un bien común.

La falta de reconocimiento del derecho humano al agua y al saneamiento se refleja en una amplia gama de políticas a nivel de la UE donde el apoyo de los eurodiputados es crucial.

— DIRECTIVA DE AGUA POTABLE

La revisión de la Directiva sobre agua potable votada por el Parlamento Europeo no incluye ni reconoce el derecho humano al agua, a pesar de que la Comisión Europea fingió que este era uno de los objetivos de la revisión. Pedimos a los eurodiputados que rechacen el texto actual y reformulen una propuesta más ambiciosa que refuerce el borrador del artículo 13 propuesto por la Comisión Europea. También pedimos un enfoque más efectivo para sustancias químicas como PfAs o PfOs y micro-plásticos.

– DIRECTIVA MARCO DE AGUA

El agua limpia es esencial para la vida, y esto requiere proteger las reservas de agua. La Directiva marco del agua es el instrumento legislativo clave para la protección del agua. Y el trabajo debe continuar después de 2027. El próximo control de aptitud (fitness check) debe incluir una concreción de la prohibición del deterioro del agua y fortalecer los mecanismos efectivos de cumplimiento de la legislación. Además, el considerando 1 debe fortalecerse de acuerdo con las demandas de los millones de ciudadanos expresados por la ICE Right2Water: el suministro de agua y la gestión de los cuerpos de agua no deben estar sujetos a las “reglas del mercado interno”.

– AGUA Y COMERCIO / ACUERDOS DE INVERSION

Los servicios de agua y saneamiento se definen como servicios esenciales para todos por el principio 20 del Pilar Europeo de Derechos Sociales; por lo tanto, deben excluirse explícitamente de las normas y acuerdos de comercio e inversión (como CETA o JEFTA). Hasta el momento, tal exclusión no existe a pesar de las demandas del Parlamento Europeo, incluso a través de la demanda de inclusión de una cláusula para los servicios públicos “de oro”. El control parlamentario es crucial durante la negociación y la implementación de estos acuerdos comerciales. El principio de precaución también es de importancia esencial en el contexto de un acuerdo comercial. ¡llamamos a asegurarse de que la democracia está protegida y los servicios esenciales como el agua y el saneamiento están excluidos de cualquier acuerdo comercial!

LOS COMUNES EN EUROPA

El debate sobre los bienes comunes es cada vez más importante en Europa; Esto incluye bienes culturales y digitales, bienes sociales, bienes urbanos y bienes naturales (como tierras comunales y, por supuesto, agua). La octava legislatura del Parlamento Europeo ha visto la creación de un intergrupo centrado en los bienes comunes en Europa. Los bienes comunes están fuertemente conectados con los derechos humanos y ofrecen una forma relevante y efectiva de salir de la crisis económica y social, reestructurando nuestras economías y sociedades. Instamos al Parlamento Europeo a que continúe trabajando sobre los bienes comunes.

PROPIEDAD PÚBLICA

La remunicipalización y las asociaciones público-públicas con una participación ciudadana han demostrado su eficacia. Representan la mejor opción para la política europea del agua y para una democracia transparente y efectiva. La remunicipalización tuvo lugar en ciudades importantes como París, Berlín, Budapest, Turín y Nápoles, en ciudades medianas como Terrassa, Valladolid, Montpellier y Rostok, y en ciudades pequeñas como Medina Sidonia y Arenys de Munt. La remunicipalización es inseparable de las luchas contra la privatización en Portugal y Grecia, entre otras. ¡Le pedimos que apoye las propuestas legislativas para el desarrollo de asociaciones público-públicas y fomentamos la remunicipalización de los servicios de agua y saneamiento en Europa!