Fortalecimiento de los colectivos más vulnerables de las Juntas de Agua en Orellana, Ecuador
  • FOTO 1
    ????????????????
  • FOTO 2
    ????????????????
  • FOTO 3
    ????????????????
  • FOTO 4
    ????????????????

Fortalecimiento de los colectivos más vulnerables de las Juntas de Agua en Orellana, Ecuador

El agua es un elemento de la naturaleza, indispensable para la vida, y un bien común. Su aprovechamiento y gestión debe regirse, entre otros, por los principios de colectividad, equidad, solidaridad y sostenibilidad, con pleno respeto por el patrimonio social, cultural y natural.

Considerando que el agua es un bien inalienable, su gestión debe incluir a todas las personas, sin posibilidad de exclusión. Lamentablemente, en muchas ocasiones, colectivos como las mujeres, las personas de edades avanzadas o los niños y niñas, no participan activamente en su gestión porqué unas pocas personas en situación de privilegio quieren gestionar este bien para sus propios intereses.

Desde el grupo de voluntarias de ESF en Tarragona, en coordinación y colaboración con la Asociación de Juntas Administradoras de Agua Potable y Saneamiento LA BELLEZA, estamos convencidas de que todas las personas debemos participar en la gestión del agua en nuestras comunidades y por ello hemos emprendido actividades para fomentar la inclusión de estos colectivos más vulnerables.

Durante este 2018 estamos realizando actividades de fortalecimiento del liderazgo de las mujeres de las Juntas de Agua, con el fin de potenciar su participación activa en los espacios de toma de decisión de carácter privado, comunitario y público.

Con ellas, a través de talleres y asambleas dinámicas y participativas, estamos trabajando la importancia de la identificación como colectivo, debatimos algunas de las situaciones injustas que vivimos, nos preparamos para poder desarrollar posicionamiento colectivos y afrontamos el miedo y la vergüenza de participar en los espacios públicos a partir del teatro y otras técnicas de educación popular.

Además, también estamos realizando actividades de inclusión de niños, niñas y adolescentes en la gestión comunitaria del agua, con el fin de dar voz a aquellas personas que hasta ahora nunca habían participado en las Juntas de Agua y solo debían obedecer las decisiones tomadas por las personas adultas.

Con las personas más pequeñas de la casa trabajamos a través del juego y dinámicas grupales, mediante técnicas y herramientas de educación popular, la aproximación al concepto agua y a algunas de las injusticias existentes en su gestión. Hemos visitado los lugares de captación y donde nacen las fuentes de agua de las comunidades, los sistemas de abastecimiento de agua y debatido, con la mayor sinceridad y naturalidad, sobre qué debemos hacer para cuidar y conservar este bien común.

Desde ESF sabemos que este trabajo duro, y a veces invisible pero continuado, ya está dando resultados. Cada vez nos fortalecemos más en las Juntas de Agua y somos más visibles, participando en la toma de decisiones en nuestras casas, en nuestras comunidades y, poco a poco, en esos espacios públicos donde se debaten las políticas públicas de gestión del agua.