¡Os deseamos una feliz diada de Sant Jordi!

Un año más desde Ingeniería Sin Fronteras Cataluña os queremos desear una buena diada de Sant Jordi, esta vez lo queremos hacer a través de esta imagen de la ilustradora Ivonne Navarro Varas, que últimamente ha ilustrado el libro que hemos trabajado conjuntamente con la Alianza contra la Pobreza Energética “Y se hizo la luz” sobre pobreza energética en la infancia.

Sant Jordi es una fecha para compartir y disfrutar y cada vez más vamos recuperándola en toda su normalidad. Este año también os hemos preparado estas recomendaciones literarias de las personas que formamos parte de ESF. Lecturas que seguro nos empujarán a cambiar nuestra mirada sobre el mundo y como nos relacionamos y generar de este modo una energía transformadora para continuar garantizando nuestros derechos más esenciales.

Buena lectura!

1) O Caçador de Elefantes Invisíveis – Mia Couto

El estilo es sobrio y preciso, los temas son varios y diversos, el lugar desde el que el autor ve el mundo y lo retrata en este libro es tan amplio que todo cabe en él. Entre la historia del pobre anciano, o mejor dicho, de un pobre anciano que recibe a una enfermera en su casa en el servicio de detección de Covid 19, y, hacia el final del libro, la conversación de las estatuas que bajan de sus pedestales, bajan y no son derribadas, para hablar de los males y malentendidos de este mundo, entre una y otra de estas historias el lector se encuentra con personajes y escenas que no abandonarán pronto su memoria.
Mia Couto vuelve a un género literario que ha practicado con reconocida maestría desde su primera obra en prosa, la colección Vozes Anoitecidas, de 1987.

2) Colapso – Jared Diamond

Jared Diamond se pregunta cómo unas sociedades que han desaparecido sin apenas dejar huella de su evolución han alcanzado una próspera civilización material y cultural. A través de sus amplios conocimientos en sociología, economía, lingüística, biología o antropología, Diamond trata de explicar la desaparición de sociedades del pasado y se pregunta si podemos aprender la lección y evitar desastres parecidos en el futuro.
El punto de partida es una rigurosa investigación de los casos de culturas que no han perdurado: historias trágicas como la de los mayas, la de la Isla de Pascua o la de los indios anasazi en Norteamérica; historias menos terribles como la de Islandia o de Japón, culturas que han sabido reaccionar con éxito a desafíos ambientales; historias también de vencedores y vencidos, como el caso de la República Dominicana y de Haití, dos pueblos que a pesar de compartir el mismo medio ambiente han evolucionado de modos muy distintos, y finalmente historias aún abiertas como las de China o Australia, que están buscando soluciones innovadoras a sus desafíos ecológicos y sociales.
¿Qué lección podemos aprender del pasado? ¿Está nuestro futuro en peligro? Las respuestas que ofrece este libro no son catastróficas, pero al mismo tiempo nos advierten de la urgencia de tomar decisiones cuanto antes si queremos seguir admirando las ruinas de otros pueblos que nos han precedido.

3) La virtud en la montaña. Vindicación de un alpinismo lento, ilustrado y anticapitalista – Pablo Batalla Cueto

En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército humanista, las tropas utilitarias alcanzan sus últimos objetivos militares. Margaret Thatcher gana batallas después de muerta y cada vez sucede menos, como quería Montaigne, que sea el gozar, y no el poseer, lo que nos hace felices. Todo lo malbarata esa apoteosis, y también se está apoderando de la práctica del alpinismo. En la actualidad, ocurre por ejemplo que al mismo tiempo que los clubes de montaña menguan en afiliación, ven incrementarse dramáticamente la media de edad de sus miembros y desesperan por atraer savia joven que garantice su supervivencia, esos mismos jóvenes abarrotan maratones de montaña que, con frecuencia, reciben varios miles de solicitudes para apenas unas decenas o cientos de plazas. Los runners se han ido adueñando de los caminos y de los grandes espacios naturales: de competir se trata estos días; de no dejar de hacerlo en ningún momento; de incluso el ocio convertir en negocio.
Es contra ese thatcherismo alpinista que se yergue este ensayo y en defensa de un montañismo lento, porque en la estela del manifiesto Slow mountain de Juanjo Garbizu, hace suya la convicción de que nada bueno se ha conseguido jamás deprisa y corriendo, de que sólo en el campo semántico de la paciencia se alcanza la excelsitud humanística y de que la velocidad arruina e idiotiza. Ilustrado también, porque no lo es este alpinismo apresurado que buscando el apagamiento de los sentidos renuncia al aprendizaje que a través de ellos se obtiene; que no busca conocer, sino que lo conozcan; que no se atreve a saber, porque no se atreve a detenerse ni a renunciar a los laureles equívocos del éxito deportivo. Y anticapitalista además, porque sólo tal puede ser el ejercicio total, sincero, de estos principios que colisionan inconscientemente con los que animan y sostienen la tiranía del capital.

4) Primavera silenciosa – Rachel Carson

Primavera silenciosa (1962), de la bióloga marina y zoóloga estadounidense Rachel Louise Carson (1907-1964), es un libro que es preciso conocer ya que aborda uno de los problemas más graves que produjo el siglo XX: la contaminación que sufre la Tierra. Utilizando un lenguaje transparente, el rigor propio del mejor análisis científico y ejemplos estremecedores, Carson denunció los efectos nocivos que para la naturaleza tenía el empleo masivo de productos químicos como los pesticidas, el DDT en particular. Se trata, por consiguiente, de un libro de ciencia que va más allá del universo científico para adentrarse en el turbulento mundo de “lo social”. Su trascendencia fue tal que hoy está considerado uno de los principales responsables de la aparición de los movimientos ecologistas a favor de la conservación de la naturaleza. De hecho, Primavera silenciosa consiguió lo que pocos textos científicos logran: iluminar nuestros conocimientos de procesos que tienen lugar en la naturaleza y despertar el interés de la sociedad tanto por la ciencia que es necesaria para comprender lo que sucede en nuestro planeta, como por la situación presente y futura de la vida que existe en él.

5) Hermanito: Miñán – Ibrahima Baldi

Esta historia arranca así: «Estoy en Europa pero yo no quería venir a Europa». Ibrahima Balde nació en Guinea, pero se vio forzado a abandonar su casa para ir a buscar a su hermano pequeño. No salió para perseguir un sueño. Abandonó su hogar para encontrar a la persona que más quería.
Una mirada ingenua, castigada, arrebatadoramente poética y, en definitiva, única. La de quien ha sufrido todo y, sin embargo, tiene el poder de convertirlo en algo útil. En algo bello.

6) Los trozos de madera de Dios – Ousmane Sembène

El 10 de octubre de 1947, los 20.000 ferroviarios de la línea Dakar (Senegal) – Bamako (Malí) se declararon en huelga. Un durísimo enfrentamiento, crisol de diferentes y variadas luchas -anticolonial, obrera, feminista…- que durará cinco meses y que marcará un punto de inflexión en las relaciones entre la población y la administración colonial. Y que, sobre todo, representará una terrible experiencia para los huelguistas y sus familias. ¿Podrá imponerse la solidaridad a la represión y el hambre, a la disensión, la traición y las dudas? A través de las magistrales páginas de esta novela, el África revolucionaria nos deja oír su grito rebelde, bordadas por Sembène con la agilidad de un director de cine, describiendo cada escena con mesura, con justeza de tono, con trazos firmes, sin odio. Desbordando en cada página, en cada situación mostrada, un profundo humanismo revolucionario.

7) Brújulas sobre África – Africaye

El propósito de Brújulas sobre África. Miradas para desaprender la región subsahariana es dar a conocer una parte de la diversa realidad africana, profundizando así en los temas que Africaye aborda desde su creación en 2015. El libro se compone de aportaciones que analizan, desde una mirada crítica y con carácter divulgativo, la compleja realidad de la región subsahariana. Dirigida a un público general, se estructura en seis partes diferenciadas: un examen crítico de la construcción simbólica y material de África dentro del sistema internacional; una muestra de los nuevos reversos de la colonización, la descolonización y los feminismos africanos; dos partes análogas que muestran las políticas contra la región (la Françafrique, balance sobre la deuda, relaciones con China) y desde la región (democracias, activismo feminista, acogida de refugiados, medios de comunicación y movimientos sociales); debates sobre violencia política armada, su resolución y la construcción de la paz; y la revisión crítica de algunas de las políticas que afectan a la población africana y afrodescendiente de la diáspora en España.

8) Madera de eucalipto quemada, de Enattu Domingo.

Madera de eucalipto quemada nos zambulle en las vivencias inolvidables de una niña de siete años en la Etiopía rural de principios de los años 2000 antes de ser adoptada por una familia catalana. Ya de adulta, se sigue preguntando el porqué de las condiciones de vida de la población etíope rural de la cual ella formó parte de pequeña -,especialmente las de las mujeres-, a la vegada que analiza como se vive con más de una identidad y que significa perder y recuperar la lengua de la infancia. La riqueza del testigo de la autora puede ayudar a deconstruir las visiones paternalistas y eurocentristas que todavía imperan por todas partes, acercando el lector al nomadismo de la autora y haciéndolo viajar con ella a través de los diferentes niveles de narración intercalados. Madera de eucalipto quemada es uno de aquellos textos que se leen de una bocanada, necesario e imprescindible para entender nuestro mundo.