Amarillo y verde, los colores del chocolate
  • encuentro-chocolateras-0
  • encuentro-chocolateras-1
  • encuentro-chocolateras-2

Amarillo y verde, los colores del chocolate

Cristina González Querol – Grupo Perú de Ingenieria Sin Fronteras Cataluña

Carpas y carpas de cacao extendidas en el suelo, esta es una de las primeras imágenes que se perciben de camino a Jaén, junto con una combinación de paisajes áridos y verdes, debido al calor y la lluvia, clima que se presta al cultivo de cacao, árboles de hojas verdes y fruto amarillo (criollo) o rojo (híbrido).

Tanto en los centros poblados, como en la misma ciudad, la transformación del cacao es una actividad muy común. Sorprendentemente, casi todas las mujeres hacen su propio chocolate a la taza, los hay que son 100% cacao, otros que le añaden canela para mejorar el sabor… dependiendo de quien lo haga, le dará su propio toque.
Sin embargo, el gran inconveniente es la falta de capacitación y el proceso de elaboración del chocolate, ya que los recursos que usan no son los adecuados. Por ello, proyectos como el de Enginyeria Sense Fronteres ayudan a empoderar a esas mujeres que se dedican a transformar el cacao y, a su vez, les abren una ventana hacia la innovación: la elaboración del chocolate dulce!

Parte 1. Empiezan las visitas de campo

Se realizó una reunión con los productores de cacao y se les encargó que reuniesen a todos los compañeros interesados en acopiar cacao criollo, marcando fechas para ir a visitarlos.
Llegó la primera fecha del calendario: San Pablo de Tocaquillo, una localidad cercana a Jaén, a poco más de cuarenta minutos. Agarramos la combi y nos pusimos en marcha.

Se expuso una introducción sobre la necesidad de consumir productos locales, ya que no se tiene costumbre, las variedades de cacao y la importancia del cultivo del cacao criollo para la obtención de un chocolate de calidad y fino en aroma. Seguidamente, se dio a conocer el objetivo del proyecto y la importancia de conseguir productores para acopiar cacao criollo, a fin de que las mujeres tengan donde comprar buen cacao, la base para un excelente chocolate.

Se realizó un taller con ellos para ver cuáles eran sus principales dificultades: enfermedades del cacao, producción, si realizaban el fermentado y el secado, en qué condiciones, etc. Con las respuestas hicimos una puesta en común y entre todos pudimos obtener un diagnóstico de la zona.

Tuvimos una gran acogida, colaboraron durante todo el taller, nos expusieron sus dudas e inquietudes, y lo más importante, se les notaba las ganas e ilusión de poder participar, manifestando el deseo de convencer a más productores.

Después de la reunión, don Pedrito, uno de los productores, nos quiso enseñar el particular atractivo que tiene el centro poblado, una cascada. Fue un paseo espectacular, a través de un bonito bosque húmedo en el cual se encuentra la cascada donde, si te apetece, puedes refrescarte con un buen baño.

Se llevó acabo el mismo encuentro con productores de Chamaya, Churuyacu, entre otros, donde los pobladores acogieron con ganas la propuesta. Alí donde íbamos, nos transmitían sus opiniones, como la problemática con la venta de chocolate a la taza, ya que la gente lo vende excesivamente barato, ya que no siguen los requisitos necesarios para su elaboración.

Parte 2. Primer encuentro de mujeres chocolateras en Jaén

El gran reto de esta segunda parte es conseguir la asistencia de todas las chocolateras de la provincia de Jaén. Para ello, se llevó acabo un gran trabajo de difusión con carteles, anuncios en radio, e informando a las mujeres de la ciudad de Jaén y alrededores.

El 19 de abril a las 3 p.m. en el Instituto Pedagógico, se realizó el 1er encuentro de mujeres chocolateras de Jaén, con la finalidad de presentar y validar el diagnóstico de la cadena productiva del cacao, identificar sus problemas y necesidades, y promover el fortalecimiento de las capacidades de las mujeres y sus organizaciones.

El encuentro tuvo una gran acogida, sobrepasando la esperada, más de 80 participantes. Mujeres campesinas, jóvenes, productores/as de cacao, el encuentro llegó a todos/as los/as integrantes de la cadena productiva del chocolate. Y contó, además, con la participación de la Municipalidad Provincial de Jaén, a través del alcalde Walter Prieto Maitre, la Gerencia de Desarrollo Económico Local a través de la Subgerencia de Desarrollo Productivo y la Coordinadora de Productores Agroecológicos del Marañón (CPAM) con el apoyo de Grufides, Ingeniería Sin Fronteras y la Universidad Nacional de Jaén.

Se abrió con una presentación por parte de la municipalidad, y se dio paso a los expertos con sus ponencias. Se habló también de la marca colectiva: qué es, ventajas y cómo puede llegar a beneficiar a sus asociados, un paso para dejar atrás la competitividad y la masificación de marcas. Se realizaron actividades participativas, pidiendo a los asistentes que transmitieran sus opiniones sobre las necesidades y/o problemas con los que se ven familiarizados. Y un grupo de jóvenes emprendedoras, contaron su experiencia en el curso realizado en Cajamarca enfocado en la Formación de impulsores de innovación para la Economía Social y Solidaria en el ámbito del chocolate y plantas medicinales, donde se obtuvieron grandes ideas para la comercialización del nuevo producto: el chocolate dulce, a su vez que explicaron su experiencia en el emprendimiento de negocios asociativo.